Skip to main content

Los autos eléctricos pueden ser más rentables que los de combustión

  • Estudio identifica cuáles son los factores que influyen en la compra de vehículos eléctricos.
  • Bajo la mayoría de condiciones estudiadas, los automóviles eléctricos son más rentables.
  • La rentabilidad de los automóviles eléctricos se debe principalmente a los incentivos de la Ley 9518.

Un reciente estudio realizado en el CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza) determinó cuáles son los factores que influyen en la demanda de vehículos eléctricos en Costa Rica.  Además, se determinó si es rentable para una persona de adquirir un vehículo eléctrico versus uno similar convencional.

El mercado de vehículos eléctricos en Costa Rica es incipiente y según datos de RITEVE, para el 2018 representaba únicamente el 0,6% del total de automóviles importados. En ese mismo año se aprobó la Ley 9518, que otorga incentivos económicos y no económicos a quienes compren vehículos eléctricos, con el fin de estimular su demanda. Esta legislación, en conjunto con el Plan de Descarbonización y otros compromisos ambientales, tienen como fin impulsar la electrificación de la flota de transporte público, transporte de carga y transporte privado para así reducir las emisiones y la contaminación del aire que genera dicho sector. 

A partir de una encuesta de preferencias, la investigadora Diana Rivera indagó sobre los factores que influyen en la demanda de vehículos eléctricos. Se aplicó una encuesta a 87 personas dueñas de carros eléctricos, con el apoyo de la Asociación Costarricense de Movilidad Eléctrica (ASOMOVE) y a 305 dueños de vehículos de combustión interna o interesados en adquirir un vehículo en el 2019.

“Los resultados del análisis de rentabilidad financiera servirán para apoyar la decisión de compra de los consumidores y permiten estimar el efecto de los incentivos económicos de la Ley 9518. Haber identificado las preferencias genera información que facilita la creación de políticas orientadas a fomentar el transporte eléctrico y a catalizar un aumento en su demanda que facilite el alcance de las metas internacionales del país en materia de mitigación al cambio climático”, afirmó Rivera.

Estos resultados indican que tanto los dueños de autos eléctricos como de combustible perciben que la principal ventaja de los autos eléctricos es la protección del medio ambiente, mientras que el mayor incentivo es la reducción en el pago de impuestos relacionados con la compra. Se encontró además que el 77% de los dueños de vehículo de combustión estaría dispuesto a comprar un vehículo eléctrico si costara lo mismo que uno convencional y un 55% del total de encuestados estaría dispuesto a comprar un vehículo eléctrico, aun cuando ello represente un precio mayor al de uno similar de combustión.

Por otra parte, el estudio analizó la rentabilidad financiera de comprar un vehículo eléctrico, tipo sedán, en un periodo de uso de 10 años. Como parte de los beneficios que genera la compra de un automóvil eléctrico nuevo, se incluyeron los ahorros principales que se pueden obtener a partir de su uso, comparado con aquellos asociados a un vehículo convencional. De esta forma se contabilizaron los ahorros generados por la diferencia de pagos de marchamo, el gasto de la energía para alimentar el vehículo, el mantenimiento, los seguros y el valor de rescate.

Los ahorros que genera el uso del vehículo eléctrico se compararon con la cantidad de dinero que habría que pagar de más por este. Pese a que esa diferencia ronda los 4.000.000 de colones, los ahorros que genera el uso del vehículo eléctrico durante 10 años son superiores y por ende, justifican comprar el vehículo eléctrico en lugar del de combustión. Adicionalmente, y aunque no se cuantifican en este análisis, la sociedad como un todo estaría también disfrutando de beneficios debido a la menor contaminación que estos generan.  

Aun cuando este estudio de rentabilidad se realizó para un tipo específico de vehículo eléctrico, las conclusiones sugieren que los incentivos otorgados por la Ley 9518 son clave para hacer rentable la compra de estos. Dicha rentabilidad es mayor entre más kilómetros se conduzca y también cuando las personas tienen acceso a la tarifa de electricidad horaria (solo aplica para clientes de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz).  Otros elementos clave que facilitarían la compra de vehículos eléctricos estarían asociadas a las condiciones del financiamiento bancario.

Este estudio se realizó en la Escuela de Posgrado del CATIE, como tesis para optar por el grado de Master Scientiae en Economía, Desarrollo y Cambio Climático. Para acceder al texto completo puede acceder a este enlace: http://hdl.handle.net/11554/9200

Contacto: 

MSc. Diana Rivera​

Correo electrónico: diana.rivera@catie.ac.cr

Teléfono: +506-84222202